Lo bueno, si breve, dos veces bueno

Ha caído en mis manos una antología del microrrelato en lengua castellana realizada por el escritor argentino David Lagmanovich que lleva por título La otra mirada ( Menoscuarto, 2005 ). Como muestra de la calidad que estos textos hiperbreves atesoran ahí van tres pequeñas joyas:

La búsqueda
Edmundo Valadés

Esas sirenas enloquecidas que aúllan recorriendo la ciudad en busca de Ulises.

Cuento de arena
Jairo Aníbal Niño

Un día la ciudad desapareció. De cara al desierto y con los pies hundidos en la arena, todos comprendieron que durante treinta largos años habían estado viviendo en un espejismo.

Bebo tu boca
Guillermo Samperio

Cuando beso tus labios de agua, nunca son los mismos.

1 comentario:

Marcos dijo...

El microrrelato de Samperio, "bebo tu boca" es grandioso y lo siento mío. No se si quedarme con el micororrelato, con la comparación que hicímos con "el mar de tus labios" de esa canción favorita nuestra o con tu explicación en "La taberna del Blues". Pero me inspiraste algo que me permito escribir aquí. Un homenaje a Samperio. Verso libre, te hice caso.

El agua clara nace en las montañas.
El agua clara se enturbia en la gran ciudad.
Agua turbia que continúas tu camino y al mar llegas a descansar.

Otro año ha comenzado, agua clara vuelves a empezar.
Pero ya sabes que en tu camino volverás a cambiar
Mismo río, misma dirección pero diferente contenido.
Un río nunca lleva el mismo agua.
Cuando beso tus labios de agua nunca son los mismos.

Gracias Raúl. gracias Samperio