Aunque tú no lo sepas

Enrique Urquijo y la tristeza.


7 comentarios:

Quevedillo dijo...

Bonita canción, sí señor. Pero muchos vídeos pones tú. Como vengan los de la SGAE con Tedi Bautista a la cabeza se te van a llevar preso.

Un saludo.

Marcos dijo...

Y encendía con besos....el mar de tus labios. Qué maravilla, qué obra de arte hecha canción. Hay que destacar el bonito detalle del humo que recrea un ambiente bohemio y mágico en cualquier cinta grabada en blanco y negro. Parece que al director del videoclip le gusta el cine negro y creo que Urquijo hubiera podido ser un buen actor con su sempiterna mueca amarga. Enrique era y es uno de los más grandes, es cierto Raúl, pero me parecería injusto olvidar al compositor real de la música y la letra de esta inolvidable canción que es Quique González. Este tema lo compuso para Enrique Urquijo pero lo incluyó en su disco "Pájaros mojados". La cantó a dúo con Urquijo en acústico en un especial para TVE. Quique González fue uno de los artistas que nos visitó en la expo de Zaragoza y nos deleitó con este tema en directo al piano. Quique fue el telonero de MClan. Espero que Raúl y Marian sigan incluyendo más videos como éste. Un diez.

Manchas de Tinta dijo...

Gracias amigo por citar a Quique González, autor de esta preciosa pieza inspirada en un poema de Luis García Montero.

Quevedillo dijo...

¡¡¡Raaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuuuuul!!!,¿por qué has quitado la poesía?.

Manchas de Tinta dijo...

Ahí aparece. Perdona.

Antonio dijo...

Una obra de arte hecha música, una letra llena de setimiento, ojalá hubiese mas genios en el mundo musical Español como ellos...hay mucho desierto ahora, menos mal que nos dejaron estas joyas, como dice "Marquicos..." un diez.

39escalones dijo...

Temazo. Quique González es uno de los mejores compositores y letristas de la música española actual. Y por eso apenas tiene cabida en los medios de (des)información masiva. Menos mal que otros estamos aquí para remediarlo. "Mujeres infieles" es una película chilena horrorosa que tiene tres canciones de Quique en la banda sonora, lo único que vale la pena en la cinta, de hecho.
Abrazos.