Los gritones

Otro ejemplo más de como decir tanto en tan poco tiempo. Un cortometraje de Roberto Pérez Toledo.


7 comentarios:

Manchas de Tinta dijo...

En notodofilmfest.com se descubren verdaderas joyas. Ésta es una de ellas.

Marcos Callau dijo...

Muy bueno. Creo que el último grito se asemeja al miedo. Mejor dicho, al pánico. De todas formas el paisaje no acompañaba. ¡Pobre hombre!. Un buen ejemplo para no dejarse llevar.

Manchas de Tinta dijo...

Yo pienso que ella opta por hacer como que no ha oido nada.
En fin, que situación más tensa para ambos.

roberto dijo...

Muy bueno. Las caras de los actores lo dicen todo (sin decir nada).

39escalones dijo...

La cosa, de dos gritones, pasa a ser la gritona y el capullo. En efecto, todos nos hemos sentido, o nos sentimos, alguna vez así. El grito tapona los oídos; habrá que gritar...
Un abrazo.

Amaya dijo...

A veces hay que gritar... Enhorabuena por tu "gran" microrelato"... un saludo

Andrea Vinci dijo...

este sí que es bueno